Opinión de la SVIP
¿Se enrumba PDVSA al fracaso?
SOCIEDAD VENEZOLANA DE INGENIEROS DE PETRÓLEO
SVIP
¿Se enrumba PDVSA al fracaso?
La Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP)

Jueves, 6 de marzo de 2008

La Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo (SVIP) en su quincuagésimo aniversario nuevamente
se dirige a la comunidad petrolera y al país para manifestar su más profunda preocupación por el futuro
de la Industria Petrolera Nacional

PDVSA ha venido utilizando su capacidad financiera y de gestión en actividades que pueden ser
importantes, pero que la distraen de sus responsabilidades fundamentales en el manejo del negocio
petrolero

El último informe del Banco Central muestra cifras del PIB petrolero en franca caída en los últimos tres
años, lo cual es resultado de la menor producción y de los niveles inferiores de exportación. Realidad
esta que es negada insistentemente por la presidencia de la empresa, aún cuando no hay otra
explicación para justificar la caída del PIB petrolero. Adicionalmente, el endeudamiento, aunque
manejable alcanza niveles que sobrepasan los 16.000 MM de dólares. Por otra parte, los costos
operacionales han crecido de una manera preocupante y la nómina de personal sobrepasa los 50.000
trabajadores, haciendo más pesada la carga económica de la empresa

El Plan a Mediano Plazo contemplaba alcanzar un nivel de producción de 5,8 MMBD, meta que no se ha
cumplido, pero en el plan 2006-2012 el objetivo se mantiene. Los bajos niveles de inversión y actividad, el
deterioro de la infraestructura operativa, el incremento no deseado de los pozos inactivos y los altos
índices de siniestralidad hacen presumir que este nivel de producción tampoco podrá ser alcanzado. El
crecimiento vertiginoso del consumo interno de energéticos, el creciente contrabando de extracción y el
evidente mal manejo de los proyectos de recuperación suplementaria ponen en peligro la solidez
financiera y el futuro de la corporación, esto a pesar del alto nivel de precios y la evidencia de que se
mantendrán elevados en el futuro previsible..

Responsablemente debemos expresar que se está acabando con un modelo y una cultura gerencial de
primera línea que tomó muchos años en construir. Además, la recuperación de la compleja infraestructura
operativa requerirá de mucho tiempo, dinero y capacidad técnica y gerencial que la empresa no tiene
actualmente

Para concluir nos duele tener que recordar que el futuro no perdona y que la empresa deberá responder
al compromiso adquirido con el país al que se le vendió la idea esperanzadora de que ahora PDVSA ES
DE TODOS

Quisiéramos poder decir que la realidad es otra, pero no lo es

Analitica.com